MINIFICCIONES

EXTRATERRESTRES NOS VISITARAN

Había una vez hace mucho tiempo miles y miles de kilómetros sin un habitante, sin una planta, sin nada, todo un planeta desierto. Y en medio de esa superficie inconmensurable una nave con dos hombrecitos extrañamente ataviados. Uno le decía al otro:
-Aquí estuvo habitado, pero un día se pelearon de verdad entre ellos.

LA TAZA Y LA RUTINA

Había una vez una taza igual que las otras en su forma cilíndrica, en el apéndice de su asa, en la boca abierta esperando el chorro de agua caliente, después el azúcar o la sacarina, luego las gotas de limón, y por último lo peor, la cucharita con sus giros produciéndole náuseas. La forma y vida común de estos utensilios. Pero un día se cansó de tanta rutina, crió otra asa del otro lado, esperó que alguien abriera la ventana, y se fue volando.

ESPEJO POR DOS

Había una vez dos espejos frente a frente. Hacia mucho tiempo que no tenían nada distinto que mirar y estaban cansados de mirarse entre ellos. Pero un día una muchacha esbelta y bien formada se interpuso, y comenzó a desnudarse lentamente entre los dos. Cuando estuvo su cuerpo curvilíneo y carnoso totalmente descubierto, no sabes la fiesta que se hicieron.

A DE ENES

-Nos llegó nuestra hora, nos descubrieron. Hay que ubicar al genoma y decirle que los están por descubrir. Iremos hasta el futuro y le diremos hasta cuando tiene y cuanto tiene, el 99 con 99 por ciento, que esconderse y darse a conocer, para que siga la evolución normal de las cosas.


Hacia por los menos 2 años que nos conocíamos.
Al saber nuestras costumbres, fuimos adaptándonos.
Nos acostábamos y levantábamos a distinta hora.
Usamos la misma línea de transporte, pero en horas diferentes.
Trabajamos en el mismo edificio, pero en otros lugares.
Usamos el mismo comedor, sin jamás encontrarnos.
Vamos al mismo super, boliche, tienda del barrio, pero nunca coincidimos.
Parecemos gozar de nuestros desencuentros.

ESO ES DESAMOR

POZO MAGICO

Si te acercas al brocal de un pozo, verás tu imagen reflejada en su agua pura, coronada por el follaje verde, por un cielo azul o por nubes pasajeras. Una ranita inquieta, una hoja casual o un guijarro lanzado por tu mano, hará mil pedazos la figura.
Te estará contando tu futuro.


| Cuentos | CuentosAhora | Uruguayos | Cuentos del mundo |
| Minificciones | Frases usables | Refranes |
| Nadaquever... | Noticias | Tablón de anuncios |
| Portada | Onetti |
| Buzón |